DERROTADO POR LA DELINCUENCIA COMÚN

Por:

ALTAGRACIA SALAZAR


Opinión.- Las imágenes de varios cuerpos ensangrentados y sin vida no han llegado aún a los medios pero ya circulan profusamente en las redes sociales. Varios audios identifican los cuerpos como integrantes de una banda del sector La Puya de Arroyo Hondo e indican que solo un integrante del grupo se salvó de la embestida policial por ocultarse tras una mujer. No compartiré las imágenes porque el morbo no es relevante en el periodismo profesional y hay que dejarlo para quienes viven de eso.


Lo relevante de esto no es la cantidad de sangre derramada en un barrio modesto enclavado en una zona de alto ingreso sino el método utilizado por la PN para enfrentar la delincuencia que en un momento de especial intensidad.


Si se confirma la matanza de la Puya, no tengo que dudar mucho porque el cabo que me la envió es una persona bien informada, hay que decir que ocurre horas antes de que el presidente de la república en su propia voz hiciera una advertencia a los infractores de la ley para que se entreguen a la policía y de que el jefe de la PN hiciera los mismo.


O sea que el método para enfrentar la delincuencia sigue siendo matar delincuentes o supuestos delincuentes. Siempre digo que este país goza del privilegio de insistir en lo que no funcionan y cuando Luis Abinader era candidato y hablaba de la asesoría del ex alcalde de New York Rudolf Giulliani para reducir la criminalidad guardaba alguna esperanza aunque el método del republicano no me gustaba. Ahora que Giulliani está en problemas y pesa sobre la una investigación federal no se dice nada sobre ese personaje y las acciones adoptadas por la administración de Abinader rondan entre la improvisación y el más de lo mismo.


En ausencia del famoso plan Giuliani apareció un asesor español que no se entiende ni con el mismo y mientras, pasan las mismas cosas o sea los mismos asaltos callejeros y los mismos excesos policiales, como si la ciudadanía no tuviera derecho ni siquiera a una esperanza de tranquilidad.


O la política de seguridad pública del gobierno de Abinader fracasó o el gobierno de Abinader no tiene política de seguridad pública. No sabemos que es peor o cual interpretación es peor pero si sabemos que en el camino estamos los ciudadanos y ciudadanas victimas o de la delincuencia o de la policía.


Agregar un subtítulo.gif