"Esto no es solo mío, es del país" David Ortiz tras entrada a Cooperstown

Ortiz es la primera selección en solitario de la boleta electoral de BBWAA desde el campocorto de los Rojos, Barry Larkin, en 2012.

Santo Domingo, RD -. Ortiz reaccionó cómo un bebé el día de Reyes cuando la segunda llamada desde Cooperstown pudo conectar con su número en el hotel Intercontinental de la Winston Churchill para confirmarle que ya era inmortal.


Rodeado de su círculo íntimo, que incluye un Pedro Martínez al que le rinde un respeto de héroe, su padre Leo Ortiz, su agente Fernando Cuza, sus dos hijas y su hijo.


Las últimas seis horas antes del anuncio de su exaltación el lunes fueron como una maratón para David Ortiz. Tenía la sensación de que recibiría la llamada, pero disimuló los nervios y abrió en su móvil YouTube para ver el discurso de Pedro Martínez en 2015 para botar la presión.


“Este es un logro más mío, pero yo entiendo que es un logro de un país, de una nación, porque cada vez que exaltan a una persona batallando en tierra extranjera para poner el nombre de la República Dominicana en alto es algo que entiendo es para todos”, dijo Ortiz al hablar con un abarrotado salón de comunicadores locales e internacionales.


El Big Papi dedicó una hora a hablar con los medios en el país del que habla maravillas. A inicio de la actividad, una llamada de felicitación del presidente Luis Abinader interrumpió el encuentro y la conversación de dos minutos fue llevada en voz alta.

“Es un honor que me unan a ese club elite donde están caballos (tocando a Pedro). Todavía no lo he procesado. Estamos todavía impactado, no es una noticia fácil de procesar. Me va a tomar unos días procesarlo”, dijo Ortiz.

Un acto donde no pudo contener las lágrimas al imaginar cómo su madre (fallecida en un accidente a principio de siglo) hubiese recibido esa noticia y donde terminó diciendo que le gustaría convertirse en un evangelista que predique la palabra de Dios.


“Dios se ha pasado conmigo, para empezar. Me ha dado demasiado. Yo creo como que lo que él me ha dado era como para 20 gente o 30, se ha pasado, no le puedo pedir a Dios más de lo que me ha dado”, dijo. “Yo me veo un día predicando su palabra…. Yo me veo en esa porque es que yo entiendo que los tiempos están cambiando y hay mucha gente afuera que necesita escuchar más de la palabra, la gente está muy loca, muy desacatá, están pasando cosas que de verdad… yo soy un tipo que vengo de barrio y yo estoy viendo que es que están pasando muchas cosas locas”.

Ortiz pasó balance a su carrera, desde los inicios con los Marineros en ligas menores y el impacto que tuvo el fenecido entrenador Ramón “Pintacora” de los Santos hasta cómo enfrentar a los Yanquis sacó lo mejor de él, incluyendo agradecer la lección que aprendió en Minnesota sobre lo importante de aprovechar las oportunidades.

“Yo era el tipo de jugador que sé que tiene talento, pero todo lo que buscaba era la oportunidad de ser un jugador de todos los días”, dijo Ortiz. “Gracias a Dios en algún momento se hizo realidad, una vez que llegué a los Medias Rojas, y el resto es historia. Me siento tan agradecida y agradecida por poder lograr lo que pude lograr y, gracias a Dios, tener la carrera que tengo”.

Ortiz verificó su nombre en el 77.9 por ciento de las boletas enviadas, superando el umbral del 75 por ciento requerido para ingresar. Necesitaba 296 votos y recibió 307. Barry Bonds (66,0 %) y Roger Clemens (65,2 %) se quedaron cortos, dos candidatos que Ortiz entiende debieron de estar.

“Ahora me siento en ver los batazos en YouTube que yo conectaba y me emociona a ver cómo los fanáticos se divirtieron. Eso me da una gran alegría”, dijo.

Habló sobre las bondades del país que le hacen estar tan conectado y no transcurrir mucho tiempo sin venir a visitarlo.

“Nosotros tenemos un diamante aquí que nosotros no les damos el valor que se merece. Este es un país. Nosotros no les damos el valor que se merece al país, valoramos lo que se hace afuera pero lo tenemos aquí no nos las damos entre nosotros y eso tiene que cambiar, hay muchas vainas heavy aquí, tenemos muchas cosas buenas, el dominicano es bueno manito”, dijo Ortiz.

Dijo que tras el incidente en el que fue tiroteado y casi pierde la vida hubo gente que le preguntó si volvería al país a lo que respondía: “Sí, yo voy para allá porque de ahí es que yo soy y hay mucha gente buena, hay bandidas como en todos los lados, pero gente buena, que da la cara, que son responsables y trabajadoras”.


Agregar un subtítulo.gif