Iraníes mantienen el pulso a las autoridades


Irán.- A pesar de la violenta reacción de la Guardia evolucionaria contra las protestas, no parece haber marcha atrás para los manifestantes iraníes.


Con más de 300 fallecidos, entre ellos decenas de niños, los iraníes mantienen el pulso a las autoridades y al Gobierno de Ali Jamenei.


Casi a diario atacan los principales símbolos de la República Islámica. Primero fue el velo, con cientos de mujeres negándose a ponérselo. Después, fue la retirada de los turbantes a los clérigos y ahora, quemar la casa del fundador de la República Islámica, Ruholá Joimeini.


El pasado Viernes, los iraníes buscaron un culpable de la situación que están viviendo y lo encontraron en el fallecido ayatolá Ruholá Joimeini.


Según varios vídeos reportados por las agencias de noticias Reuters y France Press, la casa de Joimeini, en la provincia de Markazi, ardió en llamas después de que varios de manifestantes lanzaran cócteles molotov a la casa donde nació el líder de la República Islámica en 1902.


Los vídeos, que corrieron por las redes sociales, muestran a personas gritando y celebrando la hazaña cuando comienza a prender la casa y las llamas salen por las ventanas. La agencia Reuters puso en dudas de si era o no la casa natal de Joimeini cuando comprobó a que los arcos y edificios distintivos que se veían en las imágenes correspondían con fotografías de archivo de la casa del clérigo musulmán.


Inmunidad al Príncipe Bin Salman.


Príncipe heredero de Arabia Saudí y hombre fuerte del país árabe, goza de inmunidad frente a una querella interpuesta contra él por el asesinato en 2018 del periodista Jamal Khashoggi.

El Departamento de Justicia ha presentado un expediente ante un tribunal a petición del Departamento de Estado especificando que su reciente nombramiento como primer ministro saudí le confiere inmunidad.


Así lo ha decidido el Departamento de Estado en un escrito esta semana al tribunal federal que se ocupa del caso, iniciado por la prometida de la víctima, Hatice Cengiz, contra MSB -las siglas con las que se conoce al príncipe saudí- y veinte personas involucradas en el asesinato de Khashoggi, un periodista saudí disidente que residía en EE.UU. y escribía para ‘The Washington Post’.


Biden defiende que se enfrentó a Bin Salman por la muerte del disidente Khashoggi.

Recordemos que Khashoggi acudió en octubre de 2018 al consulado de Arabia Saudí en Estambul para formalizar papeles para su boda con Cengiz y allí fue torturado, asesinado y descuartizado por un operativo de agentes saudíes.


“Jamal ha vuelto a morir hoy”, “Confiábamos en que quizá hubiera sitio para la justicia en EE.UU. Pero, una vez más, el dinero estuvo primero”, lamentó Cengiz en sus redes sociales.

Una investigación de la CIA determinó que MSB autorizó la operación, algo que el Príncipe heredero ha negado.


A pesar de las conclusiones de sus autoridades, el Gobierno de Donald Trump, entonces en la Casa Blanca, decidió no penalizar a MSB. Joe Biden en la campaña presidencial de 2020 prometió hacer a los saudíes pagar el precio.


Tras ganar la presidencia, se limitó a publicar el informe de la inteligencia estadounidense sobre el asesinato e imponer sanciones a sus responsables. A todos menos a MSB, en la primera señal de que Biden priorizaría la relación con Arabia Saudí frente a un ejemplo desolador de represión que afectaba a un residente en EE.UU.


El presidente de EE.UU. estaba entonces acosado por los precios de los combustibles, con una elección a la vuelta de la esquina y buscaba colaboración para estabilizar el mercado energético.

Al mismo tiempo, su Administración necesita consolidar esa alianza con Arabia Saudí en un momento de creciente presencia de China en Oriente Medio.


El Departamento de Estado ha justificado que su decisión es “puramente legal” y ha seguido “una costumbre de derecho internacional muy establecida” que otorga esa inmunidad a los jefes de estado. MSB no es jefe de estado, pero fue elevado a primer ministro por su padre, el Rey Salman, el 27 de septiembre, justo tres días antes de que expirara el plazo dado en un principio por los tribunales al Departamento de Justicia para decidir sobre la inmunidad del príncipe saudí.

Agregar un subtítulo.gif