Sanciones Central Romana


Santo Domingo, RD.- El gobierno estadounidense, a través de la Agencia de Aduanas y Control Fronterizo, ha prohibido la importación de azúcar de Central Romana a los Estados Unidos.


Decena de personas relacionadas y de la población general se han pronunciado en contra de la medida al concederla como un chantaje de los estados unidos por el desacuerdo que el gobierno Dominicano tiene con los estados unidos en relación a como Republica Dominicana aplica la política migratoria.


Una de la reacciones mas contundente fue la del Periodista e investigador dominicano Miguel Guerrero, el comunicador dijo que las sanciones anunciadas contra Central Romana también van dirigidas a la República Dominicana.


“La sanción anunciada por el gobierno de Estados Unidos contra el Central Romana es también contra el país, porque prohíbe el ingreso de productos producidos con azúcar de esa empresa”, expresó Guerrero.


De su lado, en un comunicado Central Romana afirma que en las últimas décadas han destinado inversiones millonarias para mejorar las condiciones de trabajo y de vida de sus empleados en las zonas agrícolas, garantizando salarios dignos y aumentos de los beneficios, talleres de entrenamiento y formación, así como la capacitación en los derechos humanos y los deberes de nuestros trabajadores.


A estas reacción el encargado de negocio de la embajada de los estados unidos en el país, Robert Thomas, defendió que las sanciones de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos contra del Central Romana Corporation, tiene un largo y desafortunado historial de no dar a sus trabajadores el trato que merecen.


Señaló que las agencias gubernamentales estadounidenses, así como los líderes de la sociedad civil, han debatido públicamente la preocupante situación de esta empresa durante muchos años.


Puntualizó que, en el marco del acuerdo comercial DR-CAFTA, tanto la República Dominicana como Estados Unidos se comprometieron a la plena aplicación de nuestras leyes laborales.

Sin embargo, “Algunas de nuestras preocupaciones fundamentales siguen sin resolverse, por lo que la empresa tendrá que rendir cuentas”.


Robert Thomas se mostró confiado en que la medida conduzca a mejores condiciones para los trabajadores y a un ambiente de competencia más fuerte para las muchas empresas que sí tratan a sus trabajadores de manera justa.


“Las empresas, sí defienden condiciones laborales justas no deberían tener que competir con las que no lo hacen”. Dijo Thomas.


Pedro Batista - PFuente

Agregar un subtítulo.gif