Vladimir Guerrero Jr. Merece invitación a la mesa de Tatis y Acuña; construye su propio legado

Actualizado: 22 sept 2021


Vladimir Guerrero Jr. está demostrando en este inicio de campaña que merece una invitación a sentarse en la misma mesa de Fernando Tatis Jr. y Ronald Acuña, en cuanto a peloteros latinos con más proyección se refiere.


Pese a no ser un 'estafador' de élite como sus compatriotas a la hora del corrido de bases, si los iguala y supera en contacto y poder, así como también anotando y empujando carreras en lo que va de torneo.


En otra mesa cercana está Juan Soto quien, de los cuatro, es el único que ha ganado ya una Serie Mundial con los Washington Nationals. Pero eso podría cambiar pronto, aunque él sigue 'pagando' la cuenta.


En fin, ¿qué ha influido en el buen arranque de Guerrero Jr, que apenas tiene 22 años?

Para que tengan una idea, el ahora inicialista promedia .333 con 15 jonrones, mismos que conectó en su campaña de novato en 2019 en 123 compromisos. De hecho, actualmente es colíder de cuadrangulares de MLB junto a Acuña.


Registra, además, 39 impulsadas, empatado en el segundo puesto de la liga con el antesalista Rafael Devers. Igualmente, tiene 37 anotadas (una menos que los tres líderes de MLB) y un OPS de 1.104, el mejor de las mayores. Lidera la Liga Americana en sluggin con .661 y bases totales, con 111, siete más que Ohtani.


Solo ha consumado 168 turnos (46 partidos) al bate.

La última vez, de acuerdo a ESPN Datos, que un integrante de los Blue Jays tuvo un OPS de al menos 1.100 en sus primeros 46 encuentros, fue el veterano toletero José Bautista, quien jugará el Preolímpico a final de mes con tal de tener una nueva oportunidad en las Grandes Ligas.


Guerrero Jr. es junto a Tatis y Aaron Judge, los únicos tres peloteros que han conectado esta temporada al menos dos jonrones en tres distintos compromisos. Adicional, a finales de abril, se convirtió en el jugador más joven de la historia en conectar tres cuadrangulares e impulsar siete carreras en un mismo partido.


Cambio de posición y transformación física

Desde el pasado torneo, el mánager puertorriqueño de los Blue Jays, Charlie Montoyo, optó por mover a Vladdy Jr. de tercera base, a inicialista y bateador designado.


Desde que asumió su rol permanente en primera base, registra un .993 por ciento de fildeo.

Tras una irregular y acortada campaña en 2020, en donde promedió .262 y solo conectó nueve vuelacercas con 38 abanicados en 60 compromisos, el quisqueyano se sometió en la temporada muerta a una extensa preparación física que ha pagado dividendos.


Trabajó intensamente con el trainer Juan Junior Rodríguez en su natal República Dominicana para, primordialmente, bajar de peso y tener más flexibilidad sobre el terreno de juego.

Cuando llegó a los entrenamientos primaverales, lo hizo habiendo perdido unas 42 libras (19 kilos).


Disciplina en el plato

La nueva versión del todavía joven Vladdy Jr. no tan solo ha mejorado defensivamente, sino que, a la hora de figurar en el plato, ha demostrado tener una mejor disciplina.


Si bien su padre y Salón de la Fama, Vladimir Guerrero, era conocido por hacerle swing a casi todo (promedió de por vida .318), su hijo se está diferenciando por ser más selectivo a la hora de batear.


Su promedio de embasarse (OBP) es actualmente el más alto de su carrera con .443, mientras que su porcentaje de perseguimiento a la pelota es el más bajo, optando por no hacerle tanto swing a los lanzamientos fuera de la zona de strike.


Y cundo se habla de disciplina, también nos referimos a rendir en momentos claves. El lunes, Guerrero Jr. logró su segundo vuelacerca de la temporada para empatar o adelantarse en un juego a partir del octavo inning. Ya con eso empató su marca previa de 2019.


¿Presión?

Debutar en las Grandes Ligas siendo hijo de un importante integrante de Cooperstown no es nada fácil. Tampoco teniendo la etiqueta de mejor prospecto del béisbol organizado.


Luego de su debut, Vladdy Jr. ha hecho sus ajustes. Ha demostrado tener más madurez en la ofensiva y, a nivel defensivo, ya no hay dudas en torno a lo que puede aportar.


Todavía no sabemos hasta donde pueden llegar Tatis y Acuña en sus respectivas carreras. Aunque si nos dejamos llevar por lo que nos han enseñado hasta ahora, el cielo es el límite. ¿Pero quién dice que Guerrero Jr no puede superarlos? Si Vladdy Jr. se mantiene trabajando, apunta a fenómeno. Ya está dando muestras de que no le pesa ser hijo de una leyenda como su padre.


Por ahora tiene otra encomienda, y esa es ayudar a los Blue Jays a salir de una mala racha (seis derrotas consecutivas) que los tiene en el cuarto lugar de la división del este en la Liga Americana.


Vladdy Jr. no solo está construyendo una carrera, sino que también su propio legado.

Agregar un subtítulo.gif